Bandera de Ugnanda

Hemos hablado de múltiples ocasiones de la singular polémica que está ocasionando la ley anti-gay a la que está sometida Uganda. Se conocen muchos lugares en los que ser gay supone un delito sin embargo, uno de los países (junto con Brunei) que más en serio se ha tomado esta medida ha sido Uganda.

Desde la aprobación de la ley anti-gay de Museveni la polémica se disparó, pues con ella ningún homosexual tendrá cabida en el lugar. Han pasado tan solo dos semanas desde que se decidiera la misma y ya se están dando los primeros asaltos y detenciones a los actos gay.

Uno de los más conocidos se ha dado en un hotel en el que se encontraba un pareja gay alojada y, según un empleado del mismo hotel los chicos estaban emitiendo gemidos que se escuchaban a través de las puertas y por ello, la policía fue en su busca para arrestarlos por condición homosexual.

Cabe afirmar que en Uganda la ley también condena a las personas que, viendo a homosexuales, no avisa a la policía lo que supone una importante complicación para las personas dado que no hay escapatoria.

La pareja que ha sido denunciada cuando se aclare el caso puede cumplir una condena de hasta 14 años de duración por tanto, con esta nueva noticia conocemos de cerca la crudeza en la que vive el país.