ppninos_GuillaumePaumier_CC_BY_2_0-1

BUENOS AIRES, 30 Sep. 13 / 12:35 pm (ACI).- El caso de un niño de seis años al que las autoridades de Buenos Aires (Argentina) decidieron modificarle sus documentos para “adaptarlo a su identidad”, supuestamente de mujer, revela la manipulación de la que es víctima este menor para satisfacer los caprichos de los adultos, advirtió Martín Patrito, miembro directivo de la plataforma defensora de la familia ArgentinosAlerta.

El 26 de septiembre, Alberto Pérez, jefe de gabinete de la provincia de Buenos Aires, señaló que se aceptará “el pedido de la familia” del niño, de modificar la partida de nacimiento y el documento de identidad del menor, para identificarlo como una mujer.

Gabriela, la madre del niño, aseguró a la prensa local que descubrió que la actitud de su hijo no era un juego al ver un documental sobre “una nena transgénero de Estados Unidos, era la historia de mi hijo. Ahí entendí que era una nena trans, que su identidad era la de una nena”.

En declaraciones a ACI Prensa, Martín Patrito señaló que “este caso revela la cínica y cruel manipulación de un niño para la satisfacción de caprichos de los adultos”.

“Este pequeño ha quedado reducido a un simple medio para que otros logren sus fines, olvidando que el ser humano es un fin en sí mismo”, dijo.

El directivo de ArgentinosAlerta remarcó que “no hay que dejarse engañar, la identidad sexual está escrita en cada célula del cuerpo humano (y puede determinarse mediante exámenes de ADN). No puede ser modificada”.

“Tal vez pueda modificarse la apariencia del individuo, pero su estructura genética es inmodificable. Lo único que queda es aceptar y reconocer lo que la biología nos ha dado”, señaló.

El líder pro familia indicó que “no es el cuerpo el que debe cambiar acorde a los caprichos de nuestra mente, sino que es nuestra mente la que debe reconocer el dictado de la naturaleza”.