MADRID, ESPAÑA (15/MAR/2013).- El gobierno de Sudáfrica reportó hoy un alarmante crecimiento de niñas y adolescentes, en edad escolar, infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Síndrome de Imunodeficiencia Adquirida (SIDA).

El ministro de Salud de Sudáfrica, Aaron Motsoaledi, dio a conocer este jueves cifras sobre la situación del Sida en el país, donde al menos unos cinco millones de sudafricanos, el 10.0% de la población vive con el VIH, y la sexualidad de los jóvenes.

En un discurso durante un acto oficial en la nororiental provincia sudafricana de Mpumalanga, Motsoaledi dijo que existe un alarmante incremento en el número de casos de niñas que son seropositivas, en relación a los varones.

Precisó que al menos el 28.0% de las chicas adolescentes de Sudáfrica están infectadas por el virus del SIDA, 85.7% más en relación al 4.0 que afecta a los varones, según un reporte de la agencia oficial de noticias SAPA.

El ministro atribuyó esta estratosférica diferencia a que los hombres mayores que abusan o explotan sexualmente a las adolescentes, “está claro que las chicas no estaban teniendo relaciones sexuales con jóvenes de su misma edad, sino con hombres mayores”, dijo.

“Están destrozando a nuestros niños”, añadió el ministro en referencia a los adultos que abusan o seducen adolescentes con regalos y promesas de darles una vida mejor, que sus padres no pueden darles.

El titular del Ministerio de Sanidad de Sudáfrica además dio las cifras sobre la incidencia de embarazos y abortos entre las jóvenes sudafricanas, las cuales también han ido en aumento en los últimos años.

De acuerdo con los datos durante el 2011 al menos 94 mil sudafricanas, entre 10 y 15 años quedaron embarazadas, algunas de ellas portadoras del VIH, mientras que más de 77 mil abortaron en centros públicos y muchas más en otros sitios.

“No podemos continuar más tiempo así. Debemos poner fin a esto”, aseveró el ministro de Sanidad, quien ha sido ampliamente elogiado por sus esfuerzos para frenar la propagación del Sida.

Motsoaledi dirige el programa de anti-retroviral (ARV) más grande del mundo, con la atención a más de 1.5 millones de afectados, desde que el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, lo nombró ministro de Salud en 2009.

Además, lucha por reducir la propagación del SIDA y evitar que un mayor número de personas pierda la vida a causa de la enfermedad, que afecta al 10.0% de la población y causó la muerte de 260 mil personas en 2012, la mitad de los fallecidos en el mundo.