https://i1.wp.com/www.sentidog.com/lat/wp-content/uploads/2013/10/268-atletas-del-equipo-de-rusia-posan-en-silencio-apoyando-a-sus-companeros-lgbt.jpg

Durante los Out Games, considerados los Juegos Olímpicos LGBT, el equipo de Rusia posó para la campaña contra la discriminación NOH8 de Adam Bouska para brindar su apoyo a la comunidad LGBT de su país.

De esta manera, el equipo olímpico ha mostrado su apoyo a la silenciosa comunidad LGBT de Rusia, después de que ni durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres ni en los mundiales de Atletismo de Moscú, ningún atleta ruso saliera en apoyo a la comunidad.

La Campaña NOH8 (No hate, No al odio) es una protesta fotográfica silenciosa en contra de las leyes y propuestas anti-gays en el mundo. La campaña incluye a fotógrafos retratando gente en frente de un fondo blanco, vistiendo remeras blancas, con sus bocas tapadas con cinta adhesiva y con el “NOH8″ pintado en sus mejillas. La campaña fue creada el 1ro de febrero del 2009, por el fotógrafo de los famosos Adam Bouska y Jeff Parshley en respuesta directa a la Proposition 8 que intentaba eliminar el derecho a las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio en el estado de California.

Cada día se ven más muestras de apoyo a nivel nacional e internacional hacia la comunidad LGBT rusa, tras la persecución a la que están siendo sometidos y la continua violación de sus derechos humanos.

Desde que Vladimir Putin aprobó las medidas anti-gay, las protestas se han extendido por todo el mundo, especialmente de cara a las próximas Olimpiadas de Invierno que se celebrarán en Sochi (Rusia) en 2014.

Sin ir más lejos, el pasado día lunes se produjo un encendido simbólico de la antorcha olímpica en Madrid, a cargo de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), con el fin de denunciar las políticas homófobas de Rusia.

Algunos de los asistentes, entre los que se encontraba la presidenta de la FELGTB Boti García, representantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), como Pedro Zerolo y Carla Antonelli, y del Equo, como Juan López de Uralde, participaron en una carrera de relevos simbólica, que finalizó con el encendido del pebetero multicolor instalado en la Plaza Mayor.

lgtb-rusia-homofobia_EDIIMA20131007_0761_13El objetivo fundamental, según el manifiesto leído por García y el vocal de la Ejecutiva FELGTB del área de Internacional y portavoz de la asociación universitaria Arcópoli, Rubén López, era mostrar su “solidaridad” con el colectivo LGBT ruso y los deportistas que participaran en los Juegos Olímpicos de Sochi, que verán “su dignidad cercenada”.

En la misma línea, han exigido al Comité Olímpico Español y al Consejo Superior de Deportes que den un paso al frente para defender los derechos de los deportistas españoles que, “a buen seguro, no son todos heterosexuales”. De esta forma, han denunciado la “inacción de las autoridades”, que han sucumbido “a la vergüenza de callar”, ha explicado López.

En los últimos meses, Rusia ha aprobado leyes como las que prohíben adoptar a parejas del mismo sexo o la conocida como “ley de propaganda homosexual”, de marcado carácter homófobo, según las asociaciones LGBT. Esta ley, tal y como denuncian desde la federación, ha dado pie en los últimos días a una serie de declaraciones por parte de ciertos responsables políticos rusos.

En concreto, el manifiesto denuncia dos. Por un lado, las palabras del Ministro de Deportes ruso, al que acusan de asegurar que “durante los juegos olímpicos los deportistas no pueden tener muestras de afecto con personas de su mismo sexo porque podrán ser detenidos”. Por otro, las del viceministro, encargado de los Juegos de Sochi, quien aseguró que “en relación con esta ley, si la gente de orientación sexual tradicional difunde propaganda de sexo no tradicional a los niños, entonces también serán responsabilizados“.

La aprobación por parte de la Duma de estas leyes, y los ataques homófobos que han salido a la luz en los últimos meses ha llevado a algunas asociaciones a pedir el boicot a los Juegos Olímpicos de Sochi, los primeros de invierno que se celebran el país.

Además, ha provocado manifestaciones y protestas en varios países, como la celebrada frente a la embajada rusa en España el pasado agosto o frente al ministerio de Exteriores, coincidiendo con la cumbre del G-20.