dos mujeres

WELLINGTON
AFP

 El primer país de Asia Pacífico en celebrar bodas gays.

Decenas de parejas homosexuales contrajeron matrimonio este lunes en Nueva Zelanda, que se convirtió el décimo quinto del mundo en el que ya se celebran legalmente casamientos gays.

“Una enhorabuena gigantesca a las felices parejas que se unieron hoy. La igualdad de matrimonio ha llegado finalmente a Nueva Zelanda”, dijo Conrad Reyners, el portavoz de la asociación Campaña por la Igualdad en el Matrimonio.

“Un acto arrogante de vandalismo en el campo de las costumbres”, se indignó por su parte la asociación la Familia Primero, que se opuso duramente a la votación de la ley, el pasado mes de abril.

El parlamento neozelandés aprobó la ley que reconoce los matrimonios del mismo sexo en abril, por lo que Nueva Zelanda se ha convertido en el décimo quinto país del mundo con una ley favorable a los casamientos homosexuales y se une, de esta manera, a España, Uruguay, Argentina, Canadá, Portugal, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Suecia, Islandia y Sudáfrica.

Entre ellos, Gran Bretaña es el único país con la legislación aprobada en el que no pueden celebrarse por el momento enlaces debido a problemas administrativos. La aplicación de la ley está prevista en 2014.

Dos emisoras compitieron por ser las primeras en retransmitir la primera boda gay en directo, a la hora del desayuno, aunque ambas bodas se celebraron prácticamente a la misma hora, hacia las 08H30 de este lunes (20H30 GMT del domingo), tan pronto como las oficinas gubernamentales que conceden las licencias matrimoniales abrieron.

“Se está haciendo historia”, declaró Matt Tittle, reverendo de la iglesia unitaria en Auckland, tras celebrar el enlace de Tash Vitali, de 37 años, y de Mel Ray, de 29 años. “Esperemos que esto ayude a otros países a hacer lo mismo y mostrar a los neozelandeses que todo el mundo es digno de casarse, sea quien sea la persona que ama”.

La compañía Air New Zealand organizó una boda por todo lo alto a 9.150 metros de altitud. Lynley Bendall y Ally Wanikau se dijeron el sí quiero, tras 14 años de vida en común, en presencia de un invitado de honor, el actor estadounidense y simpatizante de la causa homosexual, Jesse Tyler Ferguson, de la serie ‘Modern Family’.

“Casarse a 9.150 metros por encima del suelo, bajo guirnaldas de luces, rodeadas de nuestros hijos, amigos y familiares, ha hecho este día memorable aún más especial”, declaró la recién casada, Lynley Bendall.

La Oficina de Turismo del país aprovechó la ocasión para vender los encantos de Nueva Zelanda.

Un concurso organizado ha tenido como ganadores a una pareja de gays australianos, Paul McCarthy y Trent Kandler, quienes han atravesado el mar de Tasmania para poder casarse, si bien su matrimonio no será reconocido por Australia.

El país llevará a cabo campañas entre la comunidad gay en el extranjero. “Los neozelandeses son gente increíblemente tolerante para las personas que tienen de un estilo de vida diferente y estoy seguro que el sector (del turismo) sabrá aprovechar esta oportunidad”, declaró el director de la Oficina de Turismo, Kevin Bowler, al canal TV3.

Las iglesias cristianas se muestran, por su parte, claramente reticentes. La iglesia católica se opone rotundamente al matrimonio gay, mientras que la iglesia anglicana instó a sus pastores a no celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo hasta un sínodo previsto para 2014, que debe abordar el asunto.

Nueva Zelanda despenalizó la homosexualidad en 1986 y desde 2005 ha permitido uniones civiles de personas del mismo sexo.