Por: Ignacio Estrada

La Habana, Cuba- La población cubana que convive con VIH recibió recientemente la ayuda alimentaria del Fondo Global de Naciones Unidas (PNUD).

El beneficio está siendo entregado a los enfermos a través de la red comercial después de varios meces de ausencia injustificada. Según una fuente que labora en la representación de este Organismo en la Habana. La ayuda anterior se había visto afectada ante el incremento de nuevos casos portadores de la enfermedad.

La fuente también aseguro que la nueva ayuda que ya estaba siendo distribuida solo se había podido renovar por veinticuatro meces mas. El PNUD durante años ha mantenido esta ayuda alimenticia a la isla y las veces que este beneficio se ha visto afectado se debe al mal manejo de los mismos por parte de las autoridades cubanas. Las que de forma astuta insertan en el plan de ayuda a los nuevos casos, ocasionando el déficit de la ayuda antes del tiempo previsto.

Es de aclarar que esta ayuda es distribuida de forma gratuita y que la misma en un principio cubría las necesidades alimentarias de la población enferma con productos como jugos, cereales, cárnicos enlatados y grasa vegetal. Productos que fueron menguando según fue creciendo la situación epidemiológica de la isla hasta ser reducido en la totalidad a cárnicos enlatados y aceite vegetal.

La recién entregada ayuda solo contempla un total de 22 latas de tamaño pequeño de salchichas cuyo contenido es para un año., el aceite vegetal aun no ha sido entregado. Una de las personas beneficiadas explicaba que como era posible vivir con dos latas de salchichas por mes, aclarando que cada latica de estas tenía en su interior no más de seis salchichas.

Las personas que conviven con VIH/SID en Cuba a parte de la ayuda del PNUD reciben una dieta alimenticia por la canasta básica que es descrita como insuficiente. Dieta que coloca a esta población afectada en desventaja en cuanto a calidad, cantidad y pesaje según el lugar donde residen.