Por Ignacio Estrada.

La Habana, Cuba- Según ha anunciado el sitio web oficial del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) la próxima gala en contra de la Homofobia contara con la actuación especial de la reconocida cantante la Massiel.

La gala artística tendrá lugar en oficialista Teatro Karl Mark lugar que ha sido escenario en los últimos tres años de tan importante eventualidad. La actuación de La Massiel en la Isla es seguida por la comunidad de Lesbianas, Gay, Bisexuales y Trans (LGBT) quienes se sienten identificados por sus temas musicales.

La Massiel durante años ha sido llevada al escenario de la comunidad en el doblaje de reconocidos artistitas del mundo del transformismo cubano. Compartirá escenario en esta ocasión con algunos de estos, con la Orquesta Nacional de Juan Formell y los Van Van además de la compañía de Baile de Tropicana y Latin Dance bajo la acostumbrada dirección del director artístico y coreógrafo Carlos Rey.

La actuación de Massiel trae a la isla a una de las voces más reconocidas en favor de la reivindicación de los derechos (LGBT). Y se ha podido conocer que no responde a invitación alguna por parte del gobierno cubano sino a la solicitud de uno de los locutores cubanos que participo en la conducción de eventos anteriores.

No se tiene conocimiento hasta el momento el contenido de la agenda de Massiel en la Habana ni tampoco si viajara a la ciudad de Ciego de Ávila, provincia sede de la Jornada Oficialista de Lucha en Contra de la Homofobia.

La presencia de la Massiel en Cuba a pesar de no haber sido invitada por entidad del CENESEX sirve para limpiar un poco el trabajo de este centro en los últimos tiempos. Entidad que ha perdido adeptos y simpatizantes ante el incumplimiento de falsas promesas.

El espectáculo ya está marcado con anticipación como el mejor de los espectáculos pero trae consigo rumores de un robo de algunas prendas, el dinero destinado para el espectáculo y la suspensión de alguna de las artistas habituales. Comentario que no se puede descartar pero que aun sigue entre las mamparas oficialistas por temor.

Anuncios