taxi[1]

Por: Ignacio Estrada, Periodista Independiente.

La Habana, Cuba- La complicidad de los medios y el secretismo político existente en la isla. Enmascaran un sin número de desapariciones de Taxistas de los sectores privados y estatales.

Estos comentarios existentes han podido ser corroborados en diferentes territorios y hasta en la misma capital habanera. Al abordar un pasajero cualquiera de los Taxis se podrán percatar que muchos de los conductores se hacen acompañar por otra persona que va cobrando. Este cobrador o copiloto es la seguridad de que lo recaudado no pueda ser sustraído al conductor del vehículo.

Si se le preguntase a uno de estos conductores acerca de las desapariciones de otros colegas muchos con respuestas afirmativas responden e inclusive aportan datos y modus operante de los malhechores.

Lo cierto es que la prensa oficial y la dirección nacional de la Policía Nacional Revolucionaria no han hecho mención alguna al incremento de estos actos delictivos con el único fin de alertar a la población y en específico a los conductores de vehículos que prestan el servicio de Taxi en los tres sectores existentes.

Ya algunos conductores se esfuerzan en implementar medidas de seguridad como el uso de la tecnología de telefonía móvil, el de llevar a otra persona como conductor o portar consigo desde objetos cortantes y filosos hasta garrotes o bates de beisbol y en el más remoto de los casos portan hasta de forma ilegal armas de fuegos. Medidas de seguridad que son uno de los pocos seguros para regresar a casa con vida.

Es desconocimiento e la población cubana el número total de desaparecidos, pero en lo que si muchos coinciden es que no estamos frente a un rumor sin fundamento.

 

 

Anuncios