Por: Ignacio Estrada Cepero, Periodista Independiente.