Me sorprende escuchar las palabras de Mariela Castro en Estados Unidos al catalogarse como disidente. La imagino como un pitirre en una tendedera, esperando ver de dónde le echan la comida para luego bajar y comer.

Catalogo sus palabras como imprecisas y su discurso me atrevería a asegurar que fue asesorado por el Dr. Alberto Roque quien de costumbre le acompaña en mucho de sus viajes como mucamo, por si muchos desconocen, es una de las personas que hasta le aconseja que ropa usar en algunos momentos.

Abría que preguntarle a la Lic. Mariela Castro el porqué ella se describe como disidente, no entiendo de que discrepa ella y mucho menos con quien está inconforme cuando nunca ha tenido el valor suficiente para decir eso ante la prensa cubana y mucho menos ante el grupo que la sigue.

La visita dejara mucho de qué hablar a nivel internacional  y ya está marcada por fuertes discrepancias entre demócratas y republicanos, preguntaría ahora yo ¿Quien fue el loco que le otorgo la visa a esta vocera de la dictadura más longeva de América Latina? a ¿Quien se le ocurrió dejar entrar a Estados Unidos a quien trata de ocultar la realidad que vive la comunidad LGBT cubana? Ahora si me atrevería a decir en cualquier podio, que no se contra quien estamos luchando, si hasta los dictadores y sus marionetas están encontrado albergue en los Estados Unidos de América.

¿Acaso no es la Lic. Mariela Castro la que constantemente denuncia al mismo gobierno que le otorgo la visa, por supuestamente financiar grupos LGBT independientes para sabotear su trabajo? Ahora yo, si ce que quien dejo entrar a esta persona a la supuesta casa de la democracia se comió un loco, ¿o es que acaso ahora el SR. Obama decidió entregarle a quien dice que, de vivir en Estados U. votaría por él, el dinero que tanto ella y su grupo de bufones aseguran que la comunidad LGBT reciben de los fondos de la USAID y del gobierno Americano? Podemos hacer numerosos preguntas pero ya no, es el momento.

Lo que no tenía que suceder sucedió, el gobierno cubano envió a quienes promueven una nueva imagen del régimen presidido por Raúl Castro Ruz. Envió a quienes quieren promover un clima de diálogo, para el cual muchos de nosotros no estamos preparados, por no estar dispuestos a compartir el protagonismo de nuestra historia con quienes por más de cinco largas décadas nos han hundido en el odio, la miseria y la desintegración de los valores patrios y de la familia cubana como núcleo de la sociedad. 

Imposible seria mantener un dialogo con quienes nos han castigado y nos han obligado a convivir con personas que se esfuerzan en ser sordos a los reclamos del pueblo de cubano. La comunidad LGBT tampoco quiere dialogo y mucho menos se siente representada por quien trata de endulzar al mundo con frases y sonrisas tomadas de la pésima obra teatral Mariconera de Estado en Cuba .Bajo la dirección artística de quien se trata de abrir paso en el mundo de la dramaturgia tras no poder alcanzar su doctorado.

Hay que preguntar cuales son los supuestos Derechos Humanos de la comunidad LGBT en Cuba con los que Marielita la hija de papa, la que confiesa ser heterosexual, la que dice ahora ser disidente son con los cuales ella se siente identificada o comprometida. ¿Acaso pretende llamar ella Derechos Humanos a uno o dos centros nocturnos con espectáculos y música tecno para la comunidad LGBT en la Habana? ¿Acaso se le llama Derechos Humanos a unos cuantos días dedicados a la jornada de Lucha en Contra de la Homofobia y sus comparsas callejeras que cada año reduce su número de participantes? ¿Acaso la persecución policiaca a los sitios de encuentros LGBT las detenciones y las multas a los miembros de esta comunidad que deambulen en horario nocturno o visiten áreas para el turismo son también algunas de las cosas con las que ellas se siente identificada?

 Es que en ocasiones si nos ponemos a hacer todas estas preguntas nunca tendrían final y como siempre la mayoría no tendrían respuestas. Yo soy de los que pienso que tiempo para ver y juzgar tenemos, pero que penoso es después que hemos consagrado parte de nuestro tiempo, despertemos en medio de lo que nunca hemos imaginado.

¿Sabe alguna persona el número exacto de cuantos trabajadores han renunciado trabajar al lado de quien hoy se proclama defensora de los Derechos Humanos y porque? ¿Conoce alguien cuantos ex trabajadores del CENESEX están hoy fuera de Cuba? ¿Alguien me puede decir que paso con la Historia clínica de quien es hoy Daniela Pulido una hermosa mujer transexual que después de  desertar de una reunión en Canadá hace algunos años hoy vive en Estados Unidos?¿Quien me contesta porque después de su fuga de la oficialidad ella no ha podido regresar a ver a sus seres más queridos?

Hay humanidad entera que pasos estamos dando sin saber el grado de complicidad en el que nos estamos metiendo. Parémonos por un momento y pensemos si nuestros actos son los correctos. Si realmente estamos honrando nuestras vestiduras sea cual sea y el cargo que tengamos.

Esta es mi pequeño aporte hoy sé que estoy escribiendo en casa, mañana no sé donde estaré escribiendo, pero de seguro si de momento dejaras de leerme solo mira a lo lejos y repite conmigo, malditos aquellos los que continua siendo cómplices de un silencio que un día quieran o no se tiene que acabar.

O Santa Maldita Mariela, quien te haces nombrar patrona de los Homosexuales, permite pronto esas libertades que en la mesa de tu padre le sirves, como el más delicioso de los manjares, y si esta historia no tiene un final feliz carga tu con tu propio equipaje.

Ahora si esta bueno esto, Mariela Castro disidente y yo continuo siendo Opositor.

Anuncios