Tres tumbas reciben constantemente el culto de numerosos devotos de todo el país y de los cubanos que por una razón u otra marcharon a otras tierras. Estas son las de la Sra. Amelia Goyri, la del renombrado Alberto Yarini Ponce de León y la del Hermano José.

Es curioso que en la tumba en la que se rinde culto al hermano José este esculpido el nombre de Leocadia Pérez Herrero quien fue sepultada el 3 de junio de 1962 y no ninguna persona que lleva por nombre José.

Leocadia Pérez Herrero fue una conocida médium espiritual, cuyo guía espiritual era el espíritu del conocido Hermano José. Espíritu al cual se le atribuyen poderes de sanación y de conceder cosas imposibles. Lo cierto es que este espíritu según conocedores del término religioso espiritual usaba a la Sra. Leocadia para manifestarse en la tierra ante cientos de seguidores o ahijados, que aun después de la muerte de Leocadia la siguen visitando.

La tumba es hoy uno de los lugares más visitados del cementerio habanero, unos van en busca de consuelo, otros en busca del espíritu del hermano José mientras cientos a forma de agradecimiento dejan en tarjas y lapidas su conformidad o satisfacción por gracias concedidas por tan poderoso espíritu.

Cada 19 de marzo devotos acuden a la tumba a rendir tributo al espíritu de José, día en que la Iglesia Católica festeja la celebridad de San José esposo de la Virgen y padre de Jesús. Mi temor es que con tanta devoción a este espíritu caiga en el olvido quien fue en vida Leocadia Pérez Herrera una mujer cubana que de no haber vivido en esos tiempos no hubiera sido posible conocer el espíritu del Hermano José.

 El resonar de tambores, de cajones y hasta una pieza interpretada por violines son algunas de las formas en las que muchos manifiestan su agradecimiento. Cuando esto sucede no existe persona alguna de los que estén visitando este campo santo no les asalte la curiosidad y desvíen su caminar hasta llegar al lugar marcado por dos estrellas de siete colores.

Aun no he tenido la gracia pedida concedida por este espíritu pero antes de terminar este texto quiero dejarle de un puro cubano un poco de humo para ayudar con la viabilidad de cada una de las peticiones en curso.

Anuncios