Las personas afectadas por el VIH/SIDA tienen derecho al más alto nivel posible de salud física y mental comprende, entre otras cosas, ¨la prevención, el tratamiento y el control de las enfermedades epidémicas¨ y ¨la creación de condiciones que aseguren a todos asistencia médica y servicios médicos en caso de enfermedad.¨

Para cumplir esas obligaciones en el contexto del VIH, el Estado cubano debería garantizar la provisión de información, educación y apoyo adecuados en relación con el VIH, incluyendo el acceso los servicios de enfermedades de transmisión sexual, a los medios de prevención (como preservativos), y a las pruebas voluntarias del VIH con asesoramiento previo y posterior a esta. Para que las personas puedan protegerse y proteger a los demás de la infección.

Cuba al igual que el resto de los estados debería garantizar el suministro de sangre segura y la aplicación de precauciones universales para, impedir la transmisión en entornos tales como hospitales, consultorios médicos, servicios odontológicos o clínicas que prestan el servicio de acupuntura, así como fuera del ámbito institucional.

Dentro de los deberes también está el asegurar el acceso a tratamientos y medicamentos adecuados, dentro de su política general de salud pública, de modo que las personas que viven con el VIH puedan vivir lo máximo y satisfactoriamente posibles. Las personas que conviven con VIH también deberían tener acceso a ensayos clínicos y a poder elegir entre todos los medicamentos y terapias disponibles, incluso las terapias alternativas.

El apoyo internacional, tanto al sector público como privado, es fundamental para que países en desarrollo dispongan de mayor acceso a la atención sanitaria, el tratamiento, los fármacos y el equipamiento. En este contexto los países tienen la obligación de asegurar que no se suministren fármacos ni otros materiales caducados, también están en la obligación de permitir un suministro seguro de los mismos evitando con este la ausencia de los mismos.

Es posible que se tengan que crear por parte de las instancias del estado medidas especiales para asegurar que todos los grupos sociales, especialmente los más marginados y entre estos dado el tema del VIH/SIDA en Cuba es válido hacer mención en este grupo a la población penal cubana afectada por el VIH/SIDA, cifra que supera los 700 reclusos. Dispongan de de igual acceso a los servicios de prevención, atención y tratamiento del VIH.

Las obligaciones de todos los Estados en materia de Derechos Humanos de impedir la discriminación, y garantizar a todos atención y servicios médicos en caso de enfermedad les exigen asegurar que nadie sea discriminado en el entorno de atención de la salud por su estado serológico con respecto al VIH.

https://www.ligacubanacontraelsida.com