La Habana jueves 26 de enero de 2012.

A: Ilustrísima Excelencia Santidad Benedicto XVI.
Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.
Jefe del Estado Vaticano.

De: Ignacio Estrada Cepero
Director ejecutivo de la Liga Cubana Contra el SIDA.
Defensor de los Derechos Humanos.

Con alegría y gran júbilo la población católica en Cuba recibió la noticia de su visita a la isla, cumpliendo un segundo viaje pastoral a la mayor de las Antillas. Su antecesor nuestro querido Juan Pablo II en su primer viaje apostólico nos entrego o nos devolvió aquella esperanza que nuestros gobernantes nos avían arrebatado. Despertó sonrisas, muestras de agradecimientos, lagrimas y permitió escuchar hasta algunas voces que entusiasmadas por su visita vitoreaban vivas a la virgen y gritos de libertad.

A diferencia de este primer viaje en el venidero mes de marzo usted pretende visitar Cuba. Visita que comenzara arribando a la oriental provincia de Santiago de Cuba donde iniciara su viaje papal a los pies de la patrona y madre de los cubanos, por ese gesto reciba el agradecimiento de cada católico pero, lo que si no le agradeceríamos es que usted estrechara las manos ensangrentadas del actual mandatario de la nación cubana, persona que de seguro le estará dando la bienvenida. Quizás usted desconozca que la provincia por donde usted arribara es la cuna de un joven reo de 31 años que recientemente falleció a consecuencia de una prolongada huelga de hambre en reclamo a sus derechos. Quizás usted también desconozca que en esa oriental provincia las fuerzas policiales han entrado a las edificaciones de la iglesia que usted preside a detener a personas y a interrumpir el culto. Quizás usted también desconozca la escalada de la violencia policiaca en contra de mujeres católicas revestidas de ropas blancas que acuden al santuario nacional de la virgen a pedir por la libertada de todos los presos políticos en Cuba.

Estas son algunas de las razones por las que usted debe de reconsiderar su viaje a la isla, no obstante le quiero argumentar también que su visita también traerá como consecuencia más control policial en las calles cubanas, detenciones y arrestos, recogidas de mendigos y alcohólicos en las calles cubanas, acciones que solo le pretenderán demostrar a usted una nación diferente a la que realmente el pueblo católico cubano vive a diario.

La Liga Cubana Contra el SIDA organización que aboga por el respeto pleno a los derechos humanos aplicados al VIH/SIDA pide a usted su reconsideración en viajar a nuestra nación, un país que mantiene confinados a mas de 500 reos portadores del VIH/SIDA en seis establecimientos penitenciarios. Reos que a pesar de convivir con esta enfermedad reciben duras condenas por delitos menores y que en el cumplimiento de sus condenas no se las garantiza una asistencia Médica adecuada, sumándosele a esta, la carencia de medicamentos y alimentos.

El doble confinamiento en ocasiones en celdas de castigos y los tratos crueles inhumanos y degradantes entre estos constantes golpizas hasta verlos caer al piso.

La Liga Cubana Contra el SIDA le aclara que en la mayoría de estos reos portadores del VIH/SIDA adquirieron esta enfermedad por la vía del auto inoculación, verdadero suicidio del que se hace cómplice las instancias carcelarias y sanitarias de la isla.

Su Santidad Benedicto XVI si realmente usted decidiera visitar la Cuba que le describo recuerde que es una nación dañada por duros 53 años de dictadura. Una nación que necesita ser escuchada en un espacio de garantías para cada ciudadano, por lo que le solicito que si aun después de nuestras cartas en solicitud de reconsiderar su viaje. Decide visitarnos tenga en cuenta en nombre de nuestra organización la solicitud de que se nos tenga en cuenta a la hora de tener un intercambio con la sociedad civil cubana.

La Liga Cubana Contra el SIDA solicita a usted Ilustrísima Excelencia una Audiencia durante su visita.

Pedimos a Dios y a la patrona de los cubanos por que guarde su viaje pastoral y por que sea acogido en el cariño del verdadero pueblo que espera ser confirmado en la Fe cristiana y que no ve en usted un simple jefe de estado.

Respetuosamente le saluda.

Ignacio Estrada Cepero
Director Ejecutivo de La Liga Cubana Contra el SIDA.
Calle 53 No 5206 Entre La 52 y la 56 Rpto: La Ceiba, Municipio Playa.
La Habana CUBA.
Teléfono Móvil: (53) 5317 3339
estradacepero@yahoo.es

Con copia a la Nunciatura Apostólica en la Habana, Cuba y a la prensa Internacional.

Anuncios