‘No puedo dejar de lamentar el incumplimiento del programa legislativo’, con respecto al nuevo Código de Familia, escribió el bloguero oficialista Francisco Rodríguez Cruz.

La séptima legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular concluirá el 13 de diciembre sin la aprobación del proyecto de ley sobre uniones homosexuales, una derrota de Mariela Castro Espín frente a las fuerzas conservadoras que lidera su padre, Raúl Castro.

El activista gay Francisco Rodríguez Cruz, que trabaja desde el oficialismo por los derechos de los homosexuales, lamentó en su blog que concluya la actual legislatura “sin que haya una discusión pública del anteproyecto de ley del Código de Familia, que debería contener algún tipo de amparo jurídico para los derechos de las parejas homosexuales en Cuba”.

Según el periodista, generalmente bien informado en estos asuntos, el tema ahora “deberá esperar” a las “próximas elecciones generales y a la constitución de un nuevo órgano legislativo” en febrero de 2013.

La segunda y última reunión anual de la Asamblea unipartidista “analizará” el Plan de la Economía y el Presupuesto del Estado para 2013, así como “la marcha del proceso de implementación de los Lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución”.

“No puedo dejar de lamentar en el orden personal este incumplimiento del programa legislativo”, con respecto al nuevo Código de Familia, escribió Rodríguez Cruz.

El activista señaló que el país no solo necesita “mejorar el desempeño económico”, sino también “evolucionar” en las políticas sociales, “para lograr un socialismo cada vez más participativo, incluyente y democrático”.

Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, dijo a Rodríguez Cruz, según el blog, que “la población cubana está más preparada para realizar cambios revolucionarios de lo que podemos imaginar”.

La hija del general ilustró su posición con el “ejemplo” que dio “el humilde pueblo de Caibarién, al elegir recientemente como delegada municipal del Poder Popular a Adela, una persona que se identifica como transexual”.

El debate sobre las uniones gays sería solo formal, pues la Asamblea Nacional adopta por unanimidad las decisiones del Partido Comunista.