La Habana- En días pasados publique una nota con el título: Hoy como Ayer… nota que hacía mención a uno de esos flamantes negocios que surgen gracias a la creatividad del cubano. Aprovechando algunas de las reformas Castristas.

Lo cierto que lo se llamaría en un pasado Cafetería Hoy como Ayer… hoy lleva por nombre: Pásele. Un nombre el cual tuvo que ser decidido por los dueños del negocio en el ultimo momento debido a la censura gubernamental. La reprimenda gubernamental no solo quedo en cambiar el nombre del negocio sino en retirar toda la publicidad que mostraba una época llena de historia y prosperidad de la nación cubana.

Quienes vean cada una de estas instantáneas en este momento, no crean que si visita este negocio familiar en este instante se encontrara con estos carteles museables, solamente encontrara algunos objetos antiguos y dos banderas cubanas que fueron colocadas después de la retirada de lo que mostraba a las nuevas generaciones la época que muchos de nuestros abuelos pensaron por un momento recrear en este lugar tomando una tasa humeante de café cubano libre cien por ciento del chícharo.

Hoy digo adiós a lo que el lente de mi cámara capto días antes de la inauguración de lo que pensaba ser Hoy como Ayer…convertido hoy en la Cafetería Pásele.

About these ads